Menu

Las personas inteligentes son más fieles

Buscando en internet encontré muchos artículos sobre la fidelidad, algunos hablaban de que las personas inteligentes son fieles y otros que no, entonces decidí dar mi punto de vista realista muy lejano a los supuestos “estudios realizados en grandes universidades”.

En primer lugar, la fidelidad es un tema de inteligencia emocional, es parte de la madurez de una persona, está estrictamente relacionado con la seguridad que tiene esa persona sobre lo que quiere en su vida, el tipo de relación que quiere y qué quiere para su futuro. Entonces alguien que tiene una capacidad amplia de análisis es capaz de medir las consecuencias de sus actos en el futuro y por tal motivo sabe que ser infiel podría ser el fin de su relación, aunque esto tampoco es una regla, muchas personas inteligentes son infieles utilizando su capacidad mental para esconder muy bien sus engaños.

Tampoco podemos medir a una persona de 20 años con un elevado coeficiente intelectual, quizás sea muy bueno para matemáticas o problemas de análisis, pero seguramente en sus relaciones sería un bebé en pañales; el amor y las relaciones es un tema de madurez, y uno llega a eso con la prueba y error. Estoy completamente convencido que las personas que han sufrido mucho y han aprendido de sus errores, son aquellas personas que están más cerca de entender el amor; porque cada fracaso sentimental o experiencia dolorosa te deja una valiosa lección. Pero todo esto funciona si tú eres consciente de esos errores, entonces ahí podríamos decir que eres inteligente, pero si siempre cometes el mismo error en tus relaciones o sigues años de años al lado de una persona que te engaña o se burla de ti… Siento decirte que estás mal.

Pero mi intención no es hacerte sentir mal, sino mostrarte una realidad, así como el título de este post “Comprobado, las personas inteligentes son fieles”; quiere decir que, si tienes una relación estable y eres fiel, no sólo es porque amas de verdad a tu pareja, sino porque estás conforme con lo que tienes y no correrías riesgo de perderle. Este simple análisis lo hace una persona madura como dije.

Pero existen muchos otros factores aparte de la madurez de una persona para que infiel, podríamos hablar del machismo, del narcisismo, de personas con baja autoestima que tratan de levantar su ego siendo infieles, y por último los adictos al sexo; y los pongo de último ya que aunque muchos hombres se justifican con esto “Soy infiel porque soy adicto al sexo”, puedo asegurar que es una mentira que ellos mismos se hacen, son infieles porque quieren y porque pueden hacerlo (Sus parejas siempre les perdonan) o mujeres que se justifican con “Soy infiel porque mi pareja no me da la atención necesaria”, y esto continúa con muchas otras variables cómo dije al principio, pero la cuestión es:

¿Qué clase de persona fiel eres tú?

Yo creo que existen dos tipos de personas fieles, la primera es aquella persona que valora la relación que tiene, realmente está enamorado de su pareja y nunca pondría en riesgo esto, entonces muy aparte de los principios que tenga, su interés personal no le permitiría engañar o dañar a su pareja.

La segunda persona fiel es aquella que cree que su pareja es algo superior, y este tipo de fidelidad es una verdadera pérdida de tiempo, y muchas personas caen aquí; serle fiel a alguien que les engaña, y no tiene ninguna lógica, serle fiel a alguien que les trata como una segunda opción.

Cuantas veces escuche en sesiones de coaching una mujer diciéndome que está tratando de dejar a su pareja infiel pero no puede siquiera ir a tomar un café con otra persona porque siente que sería un engaño, no tiene lógica; o cuantas amantes comparten a su hombre con su esposa todos los días y no se atreven a dejarles o salir con otro hombre porque sería una infidelidad, tampoco tiene lógica.

Este tipo de fidelidad es obsesiva, sólo se trata de un apego o dependencia emocional por una persona y está muy lejos del amor verdadero.

Y cuando hablo de amor verdadero siempre me refiero a dar y recibir, en una relación real debe haber ese intercambio, siempre debes recibir lo mismo o más de lo que tú das, pero si sólo es una persona la que entrega todo… es una maldita obsesión.

Yo fui una persona infiel, y durante todo el tiempo que lo fui la pasé muy bien, el día que mi comportamiento me afectó de una forma negativa dejé de hacerlo y podría decir que “maduré”, no muchas personas infieles tienen esa suerte de cambiar, y el peor error es que una persona quiera hacer que su pareja cambie o deje de ser infiel; este cambio viene de uno mismo para uno mismo.

Aunque me desvié un poco del tema principal en este artículo, aparte del tema de inteligencia o madurez, todo se resume a lo siguiente:

“Quien te ama de verdad y no quiere perderte, nunca te engañará”

 


Quizás también le interese...


Libro recomendado

alt

Disponible en las siguientes plataformas:

alt alt alt

(También en versión impresa)

Go Back